Una mujer que no tiene brazos no sólo es la maestra en la elaboración de sombreros vueltiaos, sino también la punta de lanza de sus colegas para conquistar mercados.

Odalis Morales indígena Zenú, nacida en Tuchin , Córdoba hace 35 años tiene la destreza para tejer “el Sombrero Fino Vueltiao”, con sus pies, porque al nacer una enfermedad congénita le veto sus brazos.
Esta indígena maneja con tal habilidad sus pies para tejer, cortar y armar que puede vender un sombrero vueltiao en un día.

Odalis, dice que trabaja con tesón todos los días para sostener a sus dos hijos y a su madre y para tener la satisfacción de ser una persona que no le teme a su condición.

El ejemplo de superación de esta mujer, ha merecido no solo el apoyo de la Plaza de Artesanos de Bogotá si no de todas aquellas organizaciones que defienden y promueven el trabajo artesanal de los indígenas y campesinos.

Para Odalis Morales, que ganó el premio a la mujer Cafam en Córdoba en el 2008, no existen peros para rendirse.

Esta indígena Zenú asegura que seguirá en su oficio hasta que muera y que la mejor fórmula para sobrevivir es la alegría.