La Onic asegura que algunas de sus comunidades siguen siendo víctimas de violaciones a los derechos humanos.

Violaciones, amenazas, asesinatos y masacres se estarían presentando en algunas regiones del país, principalmente en Cauca, Antioquia, Nariño y Norte de Santander.

El líder indígena Higinio Obispo, miembro de la Secretaría General, dijo que grupos paramilitares serían los autores de los ataques.