En una acción popular presentada por la Procuraduría, la entidad revela los hallazgos de su investigación por el daño ambiental por la construcción de Hidroituango.

“A juicio de la Procuraduría Hidroituango y EPM son solidariamente responsables de las afectaciones ambientales generadas en el área de influencia del proyecto”, señala la acción popular.

En un documento de 30 páginas, el ministerio público revela que con la construcción de la represa se omitieron controles.

“Las anteriores contingencias nunca fueron controladas por las empresas demandadas; por el contrario, pusieron y siguen poniendo en grave riesgo a buena parte de la población”, agrega.

En ese sentido, el ministerio público denuncia que los informes entregados por Hidroituango no revelan el estado actual de la obra.

“La información entregada por Hidroituango ha sido inexacta, contradictoria, extemporánea y poco veraz”, señala el documento.

La Procuraduría eleva ante el Tribunal 16 peticiones entre las que se incluye garantizar que no se seque nuevamente parte del río Cauca.