En el estudio sobre ataques a líderes sociales y defensores de derechos humanos, Tumaco ocupa siempre un lugar especial. En presencia paramilitar es uno de los puntos más rojos en el mapa nacional. En el de líderes atacados también y en el de densidad de cultivos ilícitos.  Y además tiene dos zonas de ubicación de exguerrilleros de las Farc y está incluida entre las jurisdicciones electorales especiales. Su situación es el resumen de la actual violencia política nacional.

Noticias UNO