Hace unos días, el INPEC dijo en un comunicado que una investigación interna demostró que ningún funcionario de la entidad tenía responsabilidad en la fuga del jefe de las Águilas Negras de la cárcel Modelo de Bogotá. Sin embargo, apareció un documento según el cual la investigación interna no ha concluido.

No solamente no ha concluido sino que apenas está empezando. El pasado tres de junio, el INPEC señaló en un comunicado que la oficina de control interno del instituto penitenciario terminó la investigación disciplinaria por la fuga de Gerson Ervillar Álvarez Dueñas, jefe de las Águilas Negras, concluyendo que ningún  funcionario del INPEC cometió irregularidades.

Sin embargo un papel del propio INPEC parece contradecir el comunicado del director. Este memorando fechado esta misma semana señala que la investigación apenas se encuentra en su etapa preliminar y por lo tanto no puede haber llegado a conclusiones.

Publicidad

Lilian Yaneth Castillo, la abogada comisionada de control interno del instituto penitenciario, le pide al director del INPEC, explicaciones sobre la salida de Álvarez Dueñas de la cárcel.

“En esta dependencia de Control Interno Disciplinario se está llevando a acabo preliminares, por la libertad del señor interno GERSON ERVILLAR ALVAREZ DUEÑAS, me permito solicitarle de carácter urgente remita la documentación que a continuación se relaciona”

Entre los documentos solicitados están las minutas de asignación de servicios de los guardianes y los nombres de los funcionarios que prestaron sus servicios en las ventanillas de libertades y notificaciones durante los días cuando escapó el paramilitar con esta boleta falsa que en nada se parece al formato que usan los juzgados para notificar las órdenes de libertad. Dicho documento no lleva número telefónico del despacho emisor, el papel falso sí. Las boletas de libertad son expedidas por los despachos judiciales y no por el Centro de Servicios Administrativos. Las boletas oficiales no llevan sellos de los juzgados, el papel usado por el paramilitar para escaparse, tiene dos sellos. Son claras las diferencias entre la boleta falsa y una legal, sin embargo hasta el momento no hay explicaciones de la actitud que habrían asumido funcionarios para dejar pasar por alto la evidente irregularidad.