Por resolución del director del INPEC, los paramilitares y parapolíticos tienen un privilegio sobre cualquier otro recluso colombiano.

En esta resolución, conocida por Noticias Uno, el director del INPEC. prohíbe que los guardias usen esposas durante los traslados de parapolíticos y paramilitares que estén en justicia y paz.

Los jefes paramilitares y los parapolíticos detenidos en la cárcel La Picota de Bogotá, cuando son trasladados no son esposados. por orden del INPEC.

Al reglamento del pabellón de justicia y paz de la cárcel La Picota de Bogotá, se le adicionó un artículo que señala que los paramilitares cobijados por dicha ley, no tienen que usar esposas en sus traslados.

“Las remisiones judiciales, médicas hospitalarias y traslados de los internos del Pabellón de Justicia y Paz se realizarán sin el porte de restricciones de manos y pies y garantizando de manera integral las medidas de seguridad del caso”.

El privilegio también cobija a los parapolíticos.

“Las remisiones judiciales, médicas hospitalarias y traslados de los internos del pabellón ERE SUR del establecimiento penitenciario de alta y mediana seguridad y carcelario de alta seguridad de Bogotá incluye pabellón de reclusión ERE, se realizarán sin el porte de restricciones de manos y pies»

Publicidad

Esta semana un grupo de reclusos presentará una tutela reclamando el derecho a la igualdad.