El instituto Roosevelt abrió para el servicio de 2.500 niños los quirófanos que consiguió con dos conciertos y una donación internacional.