Los jefes de Estado latinoamericanos protagonizaron una intensa jornada durante sus intervenciones en el marco de la Asamblea en la ONU donde realizaron fuertes cuestionamientos, reiteraron sus posturas políticas y expresaron públicamente su inconformismo.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, acusó duramente a Estados Unidos por sus acciones contradictorias en torno a la paz mundial.

“Quiero decirle a los Estados Unidos no le interesa la democracia. Si así fuera no hubiera financiado golpes de estados ni apoyado a dictadores. No amenazarían con intervenciones militares a gobiernos democráticamente electos, como lo van hacer contra Venezuela».

Las fricciones del presidente Jimmy Morales con la ONU por el futuro de Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, se hicieron evidentes durante su intervención en la que acusó al organismo que lo investiga de realizar persecuciones selectivas.

«La Cicig ha llegado a ser una amenaza para la paz en Guatemala. La Cicig ha montado un sistema de terror en donde el que piensa diferente se le persigue, se le investiga, se le acusa o se le señala»

Un llamado al respeto a la soberanía de las naciones realizó el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, que pidió mantener la cordura y no intervenir en los asuntos de otros estados.

“Hoy el mundo se parece a un manicomio manejado por los propios enfermos. Llamamos a mejorar los preceptos internacionales. No son solo palabras. Estamos trabajando en el Consejo de Seguridad con ese objetivo y proponemos la presencia de nuestro país en el Consejo de Derechos Humanos”.

Publicidad

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, se estrenó ante la ONU como el defensor de la continuidad de modelo castrista que gobierna a la isla desde hace seis décadas.

«El cambio generacional en nuestro Gobierno no debe ilusionar a los adversarios de la revolución… ¡Aquí está la Revolución Cubana, viva y pujante, fiel a sus principios!”

La crisis en Venezuela también volvió a acaparar la atención de los líderes latinoamericanos en esta segunda jornada de debate de la Asamblea General de la ONU.