Un muerto y seis heridos dejó como saldo una asonada y la reacción policial en Santa Rosa, sur de Bolívar, que se inició cuando la población quiso hacer justicia ajusticiar al sospechoso de la muerte de una menor de edad.