La organización Alianza contra el Fracking presentó un desacato ante el Consejo de Estado por incumplimiento a la decisión de ese tribunal de suspender las normas que permiten el fracking en Colombia.

Según el representante de la organización Carlos Santiago, el Gobierno ha permitido que la empresa Drummond continúe con un proyecto de explotación de gas entre Chiriguaná y La Jagua de Ibirico, en el Cesar.

«Esto lo que evidencia es un claro desacato a la orden del Consejo de Estado de suspender las normas que regulan el desarrollo del fracking en yacimientos no convencionales en el país», indicó el representante de la Alianza contra el Fracking.

En un comunicado la empresa Drummond Energy negó los señalamientos y dijo que entre el 2017 y el 2018 se han perforado 15 pozos para producción de gas con una técnica diferente al fracking.

«Durante el 2017 y la primera mitad del 2018, 15 pozos del campo Caporo fueron perforados. Desde entonces Drummond Energy ha producido gas de los yacimientos de carbón en el campo Caporo. Es importante destacar que estos pozos fueron perforados verticalmente, intervenidos con una técnica de estimulación hidráulica tradicional, similar a la que se ha utilizado en el país por más de 50 años en campos como Cusiana, Cupiagua y Apiay, entre otros», indica el comunicado.

Por otra parte, la Alianza contra el Fracking sostuvo que esperan que el Consejo de Estado mantenga la suspensión de las normas que regulan el fracking, decisión que fue adoptada el año pasado.

«No existen elementos nuevos para creer que el riesgo identificado no es el mismo o que ha cambiado, por lo que el principio de precaución debe prevalecer manteniendo las medidas cautelares», puntualizó Carlos Santiago.

Publicidad

Nancy Torres Leal