La insólita acción de tutela que ha causado gracia y molestia la protagonizan paradójicamente dos estudiantes de derecho de la universidad Uniciencia de Bucaramanga,  uno demanda al otro porque lo expulsó del grupo de WhatsApp de estudio que compartían aunque no se conocían.

“Él me discriminó y quedé mal delante de 200 futuros abogados  de la universidad, él me discriminó al saber lo que mis compañeros estaban hablando y estaban diciendo,  él dictaminó que yo soy esa persona que están nombrando ahí y por eso me eliminó”, aseguró el estudiante tutelante Mauricio Campos Gómez.

“Lo que él escribió en el chat fue burlesco con sus compañeros, no sé puede decir que fue grosero pero es una ofensa a opinión de los compañeros», indicó Helio Díaz Mantilla,  denunciado.      

Fue precisamente esta tarde frente al Palacio de Justicia donde ambos jóvenes  enfrentaron  su primer litigio personal.