Gas Natural Fenosa y el Canal Isabel Segunda son dos empresas españolas que interactúan entre sí e intercambian ejecutivos y negocios en América Latina. El portavoz de la segunda sostiene que para hacer ganancias en América Latina no tienen qué invertir ni un sólo euro. Pero la primera quiere cobrarle a Colombia mil millones de euros y se niega a reconocer su fracaso en Electricaribe.