Mientras que en Madrid investigan la venta a menosprecio de la Triple A, en Colombia han sido expuestas las relaciones de los mismos protagonistas, todos ellos empresarios y funcionarios de España, con la expansión paramilitar en la Costa Atlántica.

El exjefe paramilitar José Gélvez Albarracín alias ‘el canoso’, ideólogo político en la costa entre los años 90 y 2000, le contó a Noticias Uno cómo Diego García Arias y Luis Fernando Arboleda, dos de los 12 directivos de las empresas del agua en Barranquilla y Santa Marta investigados por la Fiscalía, les entregaban cheques a las AUC a cambio de cuidar sus redes de acueducto.

«El doctor García… yo fui como tres veces a la oficina de él y me lo presentó el doctor Roa que era el gerente, había otro que era Arboleda… que era el gerente general… los cheques a mí me los entregaban en la oficina del doctor Diego», afirmó Gélvez Albarracín.

Diego García Arias fue subgerente de la empresa del agua en Santa Marta y llegó a ser el gerente de Inassa en Colombia, grupo español dueño del 35% de las acciones de Metroagua, y del 82,16 % de las acciones de la Triple A en Barranquilla.

Luis Fernando Arboleda, fue gerente de estas dos empresas en Colombia. Además fue gerente de la entidad oficial Findeter, en el actual gobierno.

Periodista: ¿Arboleda también sabía?

‘El Canoso’: «Claro que todos tenían conocimiento porque de ahí salían pues los dineros para darle a la urbana… ahí en el mercado, alias ‘cabeza rota’»

García Arias es el mismo que en una negociación secreta con España logró frenar su extradición a cambio de prender el ventilador y contar cómo sus colegas colombianos y jefes españoles se apropiaron de al menos 100 millones de dólares. La Fiscalía acaba de llamar además de Arboleda a otros 10 directivos para que respondan por el desfalco de dineros de la Triple A.

«Esos cheques salieron siempre a nombre mío. Yo posteriormente me reuní con Diego, Diego García, otro ingeniero que era el que manejaba la planta de ‘Mamatoco’» aseguró el exparamiliar.

Desde la cárcel La Picota ‘el canoso’ explicó que funcionarios de Metroagua financiaron a las AUC desde sus inicios a cambio de que estas hicieran rondas armadas para proteger las redes en zonas rurales y urbanas de Santa Marta.

«Y ya se empalmó el financiero con el jefe de seguridad de la empresa Metroagua y ellos siguieron aportando dinero… para aquella época como 5 millones de pesos, 4 millones algo así, mensual», dijo «El Canoso»

Canoso relata que un subalterno suyo Sara Sarmiento alias ‘el ñato’, le contó sobre un asesinato en la planta de Metroagua

«Lo que me dice ese muchacho es que sí tenían conocimiento los directivos sobre esa muerte claro, y que utilizó herramientas como la pala y la pica y el arma con que mataron a ese señor» puntualizó Gélvez Albarracín

Los directivos colombianos García y Arboleda, eran los contactos directos con Edmundo Rodríguez e Ignacio González, los españoles capturados por desfalcar las ganancias que tenía Inassa en América Latina, como filial de Canal Isabel II, la empresa del agua en Madrid.

Le podría interesar: Indicadores: Activistas fantasmas en las campañas presidenciales