El sacerdote jesuita Javier Giraldo, del CINEP, será investigado por calumnia, por la denuncia de un militar retirado y acusado de participar en la masacre de San José de Apartadó…

El coronel Néstor Iván Duque dice que el padre Giraldo lo calumnió, cuando dijo que había torturado a dos campesinos en 2004.

El Fiscal 11  delegado ante el Tribunal Superior  Judicial de  Bogotá,  ordenó reabrir la investigación contra el  sacerdote jesuita, Javier Giraldo, por falsa denuncia cuando acuso  al coronel en retiro, Néstor Iván Duque, de torturar a dos campesinos el 12   marzo de 2004, en San José de Apartado.

El pasado 8 de abril, la fiscalía 188 seccional de Bogotá, había ordenado precluir la investigación contra   el Sacerdote, al considerar que como  defensor de derechos humanos,  no obro de mala fe cuando denunció al Coronel Duque  ante  las autoridades.

Sin embargo  hoy  en este fallo, el Fiscal ante el Tribunal revocó la decisión al establecer  que   el funcionario judicial que precluyó la investigación, actuó con ligereza por no tener  en cuenta los argumentos del  oficial quien aseguro que el sacerdote Giraldo si había   mentido  en sus acusaciones.

“El  primordial derecho  a la defensa, sin dejar  mantos de dudas hay declaraciones que dicen que el oficial no consumo la conducta que se le ha endilgado y que ha sido denunciada ante organismos internacionales”

Según el fallo, el Fiscal no recibió  los testimonios de las supuestas víctimas del Coronel Duque.

“No se hizo un mínimo esfuerzo para allegar al escenario investigativo los testimonios de quienes supuestamente fueron victimas de las acciones del oficial»

El Coronel  Néstor Iván Duque le dijo a Noticias Uno que después de cinco años  se va conocer la verdad de los hechos y  que espera se llame a indagatoria  al sacerdote Javier Giraldo,  quien  el  pasado 10 de no se presento a declarar   acogiéndose a la objeción de conciencia, al decir que no creía en la justicia.

El sacerdote  Javier Giraldo calificó la decisión como injusta.

Dijo que se mantiene en sus acusaciones contra el Coronel Duque, que según él,  cuando fue comandante del batallón Bejarano Muñoz, en Apartado,  si torturo   a  los dos  campesinos  a quienes, supuestamente  soborno para que no hablaran….

Actualmente  el Coronel Duque  está siendo investigado como presunto coautor de la mascare de San  José de Apartado, donde fueron asesinadas 11 personas entre ellas tres menores de edad, el 25 de febrero de 2005.