Los hallazgos de los cuerpos sin vida de un profesor turco canadiense y otro de la Universidad Nacional de Medellín, luego de haber estado perdidos y de ser vistos por última vez en sitios públicos acompañados de mujeres, tienen a las autoridades en la investigación de una red que usaría mujeres como señuelo y escopolamina para robar las cuentas bancarias de sus víctimas.

Lea también : Encuentran muerto a otro docente que había sido reportado como desaparecido en Medellín

«Los dos casos son materia de investigación. Son los casos que hemos seguido de cerca y directamente nosotros desde la Alcaldía. Permitamos que avance la investigación de Fiscalía y Policía que ya arrojará resultados de manera pronta de acuerdo a responsables especialmente en uno de los casos. El otro es más reciente que está en investigación, permitamos que sea Medicina Legal que determine la causa y que tipo de sustancia y si fue por sobredosis», indicó el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez Zuluaga.

Además reveló que ha conocido de otros casos en los que las víctimas del robo no perdieron la vida, pero que no denuncian para no quedar en evidencia ante la familia.

«Me llaman algunas personas y me dicen vinieron tales empresarios a visitarnos o vinieron unos extranjeros y están perdidos. Y aparecen en su gran mayoría. Y estuvieron fue de juerga, y estuvieron fue con prostitutas, y estuvieron también en otros espacios. Y también cuando decimos que se ponga la denuncia, no la ponen porque entonces dicen que esas otras personas les cuentan a sus esposas o a las familias».

Se conoció además otro caso de un hombre extranjero que había desaparecido y fue hallado vivo pero desorientado y que está siendo atendido en un centro asistencial de la ciudad.