La Dirección de Medicamentos y Productos Biológicos del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) identificó 105 principios activos de medicamentos de primera y segunda línea que pueden ser utilizados en pacientes con síntomas y complicaciones asociadas al coronavirus.

Tal decisión, frente a la progresiva demanda de medicamentos para la atención de pacientes que padecen COVID-19, y el incremento en ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) en el país.

Le puede interesar: Vence el plazo para pagar la segunda cuota del impuesto predial residencial

Al mismo tiempo, la entidad realiza seguimiento permanente a la disponibilidad de estas medicinas.

Por tal razón, declaró como vitales no disponibles a 56 medicamentos de los cuales 16 se encuentran en riesgo de desabastecimiento:

  • Fentanilo solución inyectable.
  • Bromuro de rocuronio solución inyectable.
  • Midazolam solución inyectable.
  • Bromuro de vecuronio solución inyectable.
  • Remifentanilo solución inyectable.
  • Atracurio besilato solución inyectable.
  • Atropina sulfato solución inyectable.
  • Diazepam solución inyectable.
  • Dopamina clorhidrato solución inyectable.
  • Etomidato solución inyectable.
  • Haloperidol solución inyectable.
  • Ketamina solución inyectable.
  • Succinilcolina cloruro solución inyectable.
  • Tiopental sódico solución inyectable.
  • Vasopresina inyectable.
  • Gases medicinales.

La disponibilidad de estos medicamentos en el país durante la emergencia sanitaria puede verse afectada debido a factores como restricciones de exportación desde países de origen, dificultades en la consecución de materia prima, transporte y de producto terminado.

Publicidad

Lea también: Contagio masivo de COVID-19 en el Senado

Igualmente, por las limitantes contractuales entre IPS y proveedores de medicamentos, entre otros.

De acuerdo con información reportada por los titulares de registro sanitario, es un riesgo que se puede mitigar teniendo en cuenta la capacidad de fabricación nacional.

“Como autoridad sanitaria, hemos tomado todas las medidas para prevenir la materialización del riesgo de desabastecimiento de los medicamentos identificados como indispensables en el manejo de pacientes en cuidado crítico durante la emergencia”, indicó el director general del Invima, Julio César Aldana Bula.