El huracán Irma pasó por Barbuda, San Bartolomé y San Martín en la madrugada de este miércoles y se dirige rumbo a la Isla Boricua, República Dominicana, Haití y Cuba. Llegará Florida durante este fin de semana. Con vientos de casi 300 kilómetros por hora, tiene una intensidad que la tormenta que inundó a Houston nunca alcanzó.

Habitantes del sur de Florida comenzaron hoy la evacuación a la espera de la llegada del huracán, el mayor que se tiene registro en el Atlántico. Es que el ciclón cambio su trayectoria y ahora apunta directamente hacia las costas de Miami Beach.

Publicidad

La tormenta de categoría 5, no cede su fuerza y mantiene hoy sus vientos de 295 kilómetros por hora mientras se acerca a la costa norte de Puerto Rico en su avance hacia República Dominicana, Cuba, Bahamas y el sur de Florida.

El meteorólogo Dennis Feltgen,  director de comunicaciones del Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE.UU., aseguró que Irma es el huracán más intenso formado en aguas del Atlántico.

El huracán Irma ha sido catalogado como ‘’extremadamente peligroso» ya que este miércoles descargó su furia sobre las Antillas Menores golpeando las islas caribeñas de San Martín, Anguila, Antigua y Barbuda y se moverá en las próximas horas sobre partes del norte de las Islas Vírgenes.

De acuerdo a las proyecciones del CNH, el ojo del huracán pasará justo al norte de Puerto Rico esta tarde o noche y sobre la costa norte de la República Dominicana el jueves, para luego ir hacia Turcos y Caicos y el sureste de Bahamas, seguir su ruta hacia el norte de Cuba y cernirse sobre Florida el fin de semana.

La mayor preocupación son los estragos que pueda causar a su paso por La Española (República Dominicana y Haití), especialmente en la segunda, con centenares de familias aún en campamentos como consecuencia del huracán Matthew y unas 40.000 personas todavía desplazadas por el potente terremoto que destruyó parte de Haití en 2010 y que dejó unos 300.000 muertos. Continúa arrastrando vientos máximos sostenidos de 185 millas por hora (295 km/h), con rachas más fuertes, y se desplaza hacia el oeste-noroeste con una velocidad de traslación de 16 millas por hora (26 km/h).

Los meteorólogos del NHC estiman que Irma tendrá fluctuaciones en la fuerza de sus vientos, pero se mantendrá como un categoría 4 o 5 los próximos dos días, mientras tanto dejará acumulaciones de agua de hasta 20 pulgadas (508 milímetros) en las islas más septentrionales de las Antillas Menores y hasta 15 (381 milímetros) en el noroeste de Puerto Rico y las Islas Vírgenes.

Estas precipitaciones podrían provocar riadas y corrimiento de tierras, alertó el NHC, que apunta además al fuerte oleaje y al aumento del nivel mar de hasta 6 pies (1,8 metros) en la costa norte de Puerto Rico y de 11 pies (3,3 metros) en las Islas Vírgenes debido a la marejada ciclónica.

Feltgen advirtió del error que supone atender otros aspectos que no sea el relativo al radio de acción del cono de proyección que muestra el NHC en cada uno de los boletines que emite con regularidad.