La asamblea general de ISA aprobó pagar 552 pesos por acción. En total serán 611 mil 438 millones de pesos en dividendos, el 40 % de sus utilidades. La compañía le apuesta a ser parte de la transición energética entre no renovables y renovables.

«Todas las energías renovables, no convencionales, como la solar, necesitan almacenamiento de energía, hemos declarado hoy que vamos a ser partícipes del negocio de almacenamiento de energía», dijo Bernardo Vargas, presidente ISA.

ISA maneja negocios de transporte de energía y construcción de vías en Colombia, Perú, Bolivia, Brasil y Chile.

«Seguir consolidando lo que estamos haciendo en toda la región. Pero tenemos aspiraciones especiales de crecimiento en Colombia y en Perú en autopistas y consolidar un crecimiento importante en Brasil. Empezaremos a mirar Argentina», indicó Vargas.

ISA superó sus metas operativas y financieras en 2018 con una utilidad neta de 1.5 billones de pesos, que aumentó el 6 por ciento con relación a 2017.