Islandia ha engrandecido su objetivo de convertirse en el modelo a seguir, en lo que tiene que ver con reducir la brecha entre hombres y mujeres en temas de igualdad para este 2018, por esto ha sido el primer país en prohibir por ley que los hombres puedan cobrar más que las mujeres en trabajos de la misma categoría.

Esta ley, que entró en vigor a partir del primero de enero, establece que la diferencia salarial por género es ilegal en empresas privadas y públicas con más de 25 trabajadores, por eso el gobierno realizará auditorías en las compañías, emitiendo sanciones para quienes no cumplan la medida y exigiendo un certificado de igualdad salarial.

Por su parte, la primera ministra, Katrin Jakobsdottir, aseguró que el gobierno islandés terminaría con la desigualdad salarial para el año 2022, porque a pesar de que Islandia es un país que está por encima de la media, solo el 38% del parlamento está constituido por mujeres.

Natalia Perilla – CM&