La escalada de violencia entre Israel y Hamás se recrudece este jueves en dos frentes: intensificación de los bombardeos en la Franja de Gaza, desde donde los movimientos palestinos siguen lanzando cohetes en dirección a Israel, y los disturbios en varias ciudades símbolos hasta ahora de la cohabitación árabe-israelí.

El ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, ordenó el jueves un despliegue “masivo” de fuerzas de seguridad en estas ciudades donde cohabitan israelíes y palestinos con ciudadanía israelí, para combatir la violencia interna registrada en los últimos días.

Pese a los llamados de la comunidad internacional a frenar la escalada de violencia, cientos de proyectiles volvieron a sobrevolar los cielos de la Franja de Gaza.

Las fuerzas del aire de Israel bombardearon múltiples objetivos, presentados como posiciones relacionada con Hamás, el movimiento islamista que controla el enclave palestino.

 

 

Foto: AFP

 

En Gaza, ya son 83 los palestinos fallecidos en los ataques israelíes desde el lunes, entre ellos 17 niños, y se contabilizan 487 personas heridas, informó el jueves el ministerio de Salud de la Franja.

Publicidad

Portavoces militares israelíes dijeron que han bombardeado Gaza más de 600 veces desde el lunes y desde la Franja los movimientos armados palestinos han lanzado más de 1.600 cohetes en dirección a Israel.

Poco después de medianoche, las alertas de cohetes se activaron en el sur del país, pero también en Tel Aviv, por primera vez desde el inicio de la escalada el lunes, así como en el norte.

Todos los vuelos con destino al aeropuerto internacional de esa ciudad fueron desviados hasta nuevo aviso.

En el sur de Israel, siete personas murieron, incluyendo un niño de seis años, después de que un cohete alcanzara su vivienda, indicaron los socorristas.

 

 

Foto: AFP

 

Mientras tanto, la aviación israelí bombardeó posiciones de Hamás en la Franja de Gazaun enclave palestino con dos millones de habitantes bajo bloqueo israelí – entre ellas los locales relacionados con operaciones de “contraespionaje” de Hamás y la residencia de Iyad Tayeb, un comandante del movimiento.

 

El movimiento islamista anunció el miércoles la muerte del jefe de su brazo militar para la ciudad de Gaza, la principal del territorio palestino.

La aviación israelí destruyó un edificio de más de diez plantas que albergaba las oficinas de la cadena de televisión palestina Al Aqsa, creada por Hamás.

La virulencia de las hostilidades entre Israel y los grupos armados de Gaza ha alcanzado sus peores niveles en siete años, tras el detonante de los enfrentamientos en Jerusalén Este en la Explanada de las Mezquitas, un lugar ultrasensible para musulmanes y judíos.

 

 

Foto: AFP

 

 

Disturbios en las ciudades “mixtas”

 

En paralelo de estos bombardeos, se han registrado cada vez más disturbios en las ciudades llamadas “mixtas”, donde cohabitan israelíes y palestinos que tienen la ciudadanía israelí.

La violencia dentro de Israel llega a un nivel inédito desde hace décadas“, dijo Micky Rosenfeld, portavoz de la policía israelí.

Según él, unos mil efectivos de la guardia fronteriza fueron desplegados para frenar la violencia, y más de 400 personas fueron detenidas.

 

 

 

En Lod, una ciudad industrial donde el 40% de la población es palestina con ciudadanía israelí, es decir, descendientes de los palestinos que se quedaron en sus tierras en 1948 tras la creación del Estado de Israel, la tensión se disparó entre jóvenes árabes y grupos de judíos extremistas.

Lo que está ocurriendo en los últimos en Israel es insoportable (…) nada justifica este linchamiento de árabes por judíos“, dijo el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.