Italia implantó restricciones más estrictas para las personas no vacunadas en medio de la preocupación por la variante Ómicron.

Entre la medidas, se estableció que las personas no podrán ingresar a un gran número de lugares públicos si no cuentan con el llamado Covid Super Green Pass, un certificado sanitario que se le entrega a los ciudadanos que ya completaron su esquema de vacunación.

En principio, la medida estará en vigor hasta el próximo 15 de enero, independiente del número de contagios que se reporte hasta la fecha.

También puedes leer: Elevan a 15 muertos y 27 desaparecidos por erupción del volcán Semeru en Indonesia

Cabe recordar Italia cuenta con otro certificado de vacunación llamado Green Pass, que permite a quiénes lo tengan, entre otras cosas, acceder al sistema de transporte local.

Sin embargo, el segundo certificado (Super Green Pass) es el que se exigirá a partir de este lunes. Quienes no lo tengan, no podrán acceder a sitios como cines, teatros, recintos deportivos y discotecas. En este último, tampoco podrán consumir licor.