Italia, primer epicentro de la pandemia en Europa, permite a sus ciudadanos desplazarse libremente entre regiones a partir de hoy.

También reanudó los vuelos internacionales en al menos tres ciudades importantes: Roma, Milán y Nápoles.

«El país está volviendo a la vida«, expresó el ministro de Asuntos Regionales, Francesco Boccia.

Sin embargo, aún continúan cerradas las fronteras de otros países europeos, un tema que aún debaten los gobiernos.

Situación en América Latina:

En Suramérica se registran más de 1,1 millones de contagios y unos 55.000 muertos.

En los próximos días, Brasil podría superar a Italia en número de muertes.

Es el país más castigado en la región con unos 555.000 casos y más de 31.000 decesos.

La producción industrial brasileña se desplomó un 18,8% en abril a causa de la crisis.

Una vacuna para la Covid-19 desarrollada por la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca será testada en junio, con 2.000 voluntarios brasileños.

Otro país que intenta probar el desconfinamiento ante el desastre económico es Venezuela, donde abrieron sus puertas bancos y negocios privados.

Las autoridades sanitarias de Chile prorrogaron por cuarta semana la cuarentena que rige en Santiago. El país cuenta con más de 113.000 afectados y 1.275 fallecidos.

Seguido por Colombia que da apertura gradual de la economía, pero mantiene el aislamiento con más de 31.800 casos y un poco más de 1.000 fallecidos.

En Ecuador, Quito, también empezó lentamente el regreso a la normalidad, tras once semanas de confinamiento.

Estados Unidos es el más afectado del mundo en términos absolutos con más de 106.180 fallecidos y 1,84 millones de casos.

La pandemia ya ha causado más de 382.000 muertos y ha contagiado a cerca de 6,5 millones de personas en el mundo.