Con un comunicado titulado, «no gracias, señor Pecker», el fundador de Amazon, Jeff Bezos acusó al editor del Nacional Enquirer de intentar extorsionarlo con la publicación de mensajes y fotos íntimas de él con Lauren Sanchéz, su amante.  

Según el hombre más rico del mundo, el tabloide le pedía detener una investigación sobre la empresa propietaria del Enquirer,  American Media, para no revelar las imágenes. Incluso Bezos publicó los correos que recibió de los directivos de compañía.

Bezos investiga de dónde sacó el medio los mensajes además, indaga sobre la colaboración del Enquirer en la campaña presidencial de Trump, en la que, para favorecerlo, varias veces el medio pagó una millonaria suma por una noticia exclusiva para luego no publicarla; como sucedió con la historia de Karen Mac Dougal, una modelo playboy que presuntamente tuvo un encuentro sexual con el magnate.