La presidenta de la Justicia Especial para la Paz (JEP), Patricia Linares, se volvió a referir al caso del fiscal de ese organismo, detenido cuando, según la Fiscalía, recibía un soborno para incidir en el expediente de Jesús Santrich y descartó en términos absolutos la incidencia de Carlos Bermeo.

“En esta institución no cabe el más mínimo asomo de tolerancia con comportamientos u omisiones que atenten contra su credibilidad y la confianza que en ella han depositado los colombianos”, explicó.

Asimismo, la presidenta aseguró que “en razón de las funciones de la Unidad de Investigación, a la que pertenecía el exfuncionario, se descarta en términos absolutos que este haya podido tener incidencia directa o indirecta en el trámite de garantía de no extradición de Jesús Santrich”.

Tras la polémica generada por el soborno, la JEP señaló en su momento que la UIA no tiene ninguna participación en los procesos donde se estudian las solicitudes de garantía de no extradición y que, en consecuencia, no tiene nada que ver en el proceso de Santrich.