La Jurisdicción Especial para la Paz rechazó la solicitud de sometimiento del exalcalde de Bogotá Samuel Moreno y de su hermano, el exsenador Iván Moreno.

Según la Sección de Apelación, las conductas por las que fueron condenados el exalcalde y el exsenador no tienen relación directa ni indirecta con el conflicto armado.

Asimismo, la JEP se inhibió para conocer la solicitud de su madre, María Eugenia Rojas de Moreno.

 

 

Así lo señaló la Sección de Apelación del alto tribunal al resolver el recurso interpuesto por ellos después de que Sala de Definición de Situaciones Jurídicas rechazó, en junio de 2020, su solicitud de sometimiento a la JEP.

Para el órgano, el conflicto armado no les otorgó a los hermanos Moreno Rojas un medio para cometer los delitos por los que fueron condenados y por los que se encuentran privados de la libertad.

Tampoco les dio capacidades para incurrir en las conductas ilegales, ya que estas estaban dadas por su trayectoria política, lo que les permitió acceder a cargos del Estado.

 

 

Además, hay evidencia de que los dineros apropiados fueran para favorecer a alguna de las partes enfrentadas en el conflicto armado o para obtener una ventaja militar.

Aunque es claro que los Moreno quieren comparecer ante la JEP y recibir beneficios, su argumento es ser víctimas de un complot de carácter político que, según ellos, se hace evidente en circunstancias que se relacionan con la confrontación armada que por más de 50 años ha vivido Colombia.

 

 

En ese sentido, advierte la Sección de Apelación, los solicitantes no plantean hipótesis de relación de las conductas que se les atribuyen y el conflicto armado.

La decisión de la Sección de Apelación fue aprobada por 4 magistrados. Hubo un salvamento de voto.