A una semana del Congreso Ganadero, las actuales directivas de Fedegán intentan anular el mayor número posible de votos adversos al actual presidente, que está investigado por sus manejos del dinero del gremio.

A los voceros de los comités sancionados, con base en recortes de prensa, los castigan específicamente por criticar los manejos de José Félix Lafaurie, lo que además de eternizar a éste en el manejo de los recursos, viola su libertad de expresión.