No paran de conocerse denuncias públicas alrededor del país y el mundo por cuenta de las agresiones homofóbicas y de género. Una nueva historia volvió a tomarse las redes sociales.

El caso tuvo lugar en la ciudad de Valencia (España). El joven Ángel Márquez contó, por medio de un post de Instagram, que en la noche del pasado 16 de abril acudió a la Discoteca Akuarela, junto a otro chico.

Márquez afirma que, sobre las 5:00 de la madrugada del domingo 17, dos hombres se les acercaron y lo amenazaron para que, junto al chico con el que estaba, abandonaran la discoteca.

“Yo inocentemente, sin saber lo que iba a pasar, le dije que no y el por qué, el chico al recibir mi negación se abalanzó sobre mi y a base de repetitivos golpes en la cara me tiró al suelo, relata el denunciante.

También puedes leer: Arrestan a abuela Tiktoker en Venezuela por hacer chiste sobre Maduro

“Pensé que me iban a ayudar, pero me sacaron”

Márquez añade que, mientras recibía la brutal golpiza, comenzó a recibir todo tipo de insultos: “mari… de mier.., hijo de p…, la gente como tú se tiene que morir”, dice.

El joven añade que una amiga de él llegó al lugar para defenderla, pero “no la dejaron reaccionar”, y también acabó golpeada, con varias marcas en su rostro y tirada en el suelo.

Lo más insólito del caso, según señala Ángel Márquez, es que guardias de seguridad entraron a intervenir en el caso pensando en que lo iban a ayudar, pero, al contrario. terminaron sacando al joven agredido de la discoteca sin siquiera tomarle declaración del acto.

El joven también se animó a hacer un recuento de las lesiones sufridas.

 “Fractura en el tabique nasal, un edema en la oreja izquierda y varios hematomas por la cara, cuello y brazos; traumatismo craneal, cuenta el joven, donde mostró dos fotos de la salvaje agresión sufrida