La Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura excluyó de su profesión de abogado a Fabián Alberto Montoya Calderón, por haber presentado documentación falsa en diversos procesos laborales para demandar a Colpensiones y así obtener a cambio millonarias pensiones.

El alto tribunal encontró que el abogado en varias ocasiones presentó certificaciones falsas que emiten las juntas Regionales de calificación de Invalidez  de Quindío en procesos que se tramitan  para la pensión por invalidez.

“No se trató de una situación aislada e inusitada sino de un comportamiento doloso del togado dirigido a defraudar el sistema de seguridad social de nuestro país, como lo revela el número de investigaciones disciplinarias e incluso penales adelantadas contra el abogado encartado por las falsedades de las certificaciones de las juntas de calificación de invalidez” indica la sentencia.

Señaló la Sala Disciplinaria que “el ejercicio inadecuado o irresponsable de la profesión, pone en riesgo la efectividad de diversos derechos fundamentales, como la honra, la intimidad, el buen nombre, el derecho de petición, el derecho a la defensa y, especialmente, el acceso a la administración de justicia, así como la vigencia de principios constitucionales que deben guiar la función jurisdiccional, como son la eficacia, la celeridad y la buena fe”.