El juez décimo segundo penal con funciones de control de garantías envío a la cárcel a tres de los cuatro miembros de la familia de Liliana Campo, alias ‘La Madame’, entre los cuales se encuentra su esposo, su papá y un primo, capturados por las autoridades en medio de operativos en contra de la explotación sexual y en los cuales fueron detenidas ocho personas más.

Aunque la Fiscalía había solicitado que a todos los capturados les fueran imputados los delitos de concierto para delinquir, inducción a la prostitución, y trata de personas, solo fueron tenidos en cuenta los dos primeros.

Estos se aplicaron para su compañero sentimental quien participaba en la organización de fiestas para extranjeros, vendía el licor y quedaba a cargo del negocio cuando su esposa no estaba. A su padre, quien controlaba algunas de las casas donde se quedaban las mujeres contratadas por Liliana Campo, se le imputó concierto para delinquir y trata de personas.

Gerónimo Escobar, apoderado de la familia dijo, “en realidad se pusieron recursos de apelación. Carlos Campo, padre de Liliana, es un señor de 75 años que no representa ningún peligro para la sociedad ni ningún peligro de riesgo de fuga con respecto a la comparecencia del proceso».

Otro de los capturados y enviado a la cárcel fue su primo Fabio Castro, que de acuerdo con las autoridades compraba los tiquetes a las mujeres que viajaban a Bahamas y Miami.

En medio de la audiencia también se conoció que ‘La Madame’ ha seguido realizando su trabajo, coordinando negociaciones desde la cárcel a través de dos líneas telefónicas, continuando así la inducción a la prostitución.

En cuanto al sobrino, Omar Robles Campos, fue dejado en libertad ya que el juez no encontró evidencia de la comisión de delitos que eran imputados.