En una entrevista con la agencia a la agencia AFP, el juez Baltasar Garzón afirmó que Remedios García o María Rosario García, tendrá siete días para hacer el pago oportuno o de lo contrario ingresará a prisión.

El magistrado de la Audiencia Nacional afirmó que quedó constatado el estrecho vínculo entre la detenida y las FARC y confirmó que entre otros oficios, ella les servía de correo y que por lo tanto es considerada como la representante de esa guerrilla en España.

Aunque se le acusa de “colaboración o integración en organización terrorista”, María Remedios García, podría quedar libre tras pagar por su libertad una fianza 12.000 euros.