El fallo judicial del juzgado 50 administrativo señala que el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, no convocó a los representantes de las asociaciones de vendedores informales para diseñar y evaluar una política respectiva al uso y aprovechamiento del espacio público, cuando decidió desalojarlos en febrero de este año.

Por tanto, el juez ordenó a Peñalosa adelantar todos los trámites necesarios para conformar y convocar a una mesa de concertación con los vendedores informales de la capital.

El fallo da respuesta a una acción de cumplimiento presentada por el representante a la Cámara Inti Asprilla, quien dijo que “es triste acudir a instancias judiciales para que un alcalde cumpla lo que debe ser un principio democrático como sentarse a dialogar con las personas que resultan afectadas con sus políticas”.

La mesa de concertación deberá lograr un acuerdo entre vendedores informales y los defensores del espacio público.

Publicidad