El Juzgado Primero Penal Especializado de Antioquia, le concedió una medida de aseguramiento no privativa de libertad, es decir la libertad, a Santiago Uribe Vélez.

El juzgado modificó la medida de aseguramiento de carácter carcelario que pesaba en contra el hermano del expresidente y actual senador Álvaro Uribe.

El ganadero procesado por ley 600 quedará en libertad con medidas restrictivas como la prohibición de salir del país, obligación de comparecer periódicamente al juzgado, el pago de una caución por 30 salarios mínimos mensuales vigentes, cerca de 23 millones 430 mil pesos y la prohibición de comunicarse con testigos.

Santiago Uribe Vélez cumplió a finales de febrero dos años privado de la libertad en el batallón militar Juan del Corral de Marinilla, del oriente antioqueño.

La decisión se da atendiendo un fallo de tutela de la Corte Suprema de Justicia, en el que aclaró que las medidas de aseguramiento intramurales para los procesados por la Ley 600 desde el año 2000 no pueden superar los 24 meses.

A Santiago Uribe se le procesa por concierto para delinquir agravado, el caso concreto de la conformación de un grupo paramilitar conocido como «Los Doce Apóstoles» y el homicidio agravado del conductor de servicio público Camilo Barrientos Durán, hecho ocurrido en febrero de 1994 en el municipio de Yarumal, norte antioqueño.

La decisión judicial fue notificada al Inpec para que coordine la salida del procesado.