Un juez de control de garantías de Barranquilla concedió esta noche el beneficio de detención domiciliaria al exgerente de la empresa Triple A de Barranquilla, Ramón Navarro Pereira. El alto ejecutivo de la empresa filial de la española Inassa aceptó los delitos que le imputó la Fiscalía por la presunta apropiación de más de 27 mil millones de pesos entre los años 2012 y 2015.

Navarro Pereira se allanó a los cargos imputados por la Fiscalía: enriquecimiento ilícito de particulares en concurso heterogéneo con el delito de falsedad ideológica en calidad de determinador con el delito de falsedad en documento privado y concurso homogéneo sucesivo.

En la audiencia, la Fiscalía comenzó a detallar aspectos relacionados con la presunta apropiación del exgerente de la Triple A, de 27 mil 800 millones de pesos de la empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo.

«Entre 2012 y 2015, en beneficio propio de la Sociedad Inassa, abusando de sus funciones, dispusieron de bienes de la sociedad de manera irregular y se apropiaron presuntamente de la suma de $27 mil millones mediante la creación de 54 órdenes de pedido ficticias», indicó Daniel Corrales, juez 15 de Control de garantías.

La Fiscalía y la Procuraduría pidieron que se profiriera contra Navarro una medida de aseguramiento intramural, pero el juez accedió a la concederle la detención domiciliaria.

El ente acusador indaga sobre el presunto incremento patrimonial injustificado de los socios en Colombia de la multinacional española Inassa S.A, accionista mayoritaria de la empresa de servicios. Su participación accionaria es de 85 por ciento.

Al parecer usaron los servicios de personal de seguridad de Triple A y los transportaron desde los bancos hasta la instalación de la empresa para ser guardados en cajas fuertes de la entidad y posteriormente los entregaban al parecer al señor Ramón Navarro Pereira y a otros funcionarios de la empresa Triple A, quienes disponían de ellos.

En lo que la Fiscalía llama Operación Acordeón, la captura de Navarro Pereira fue la primera mientras están pendientes 11 indagatorias que deben comenzar a altos directivos de Triple A e Inassa el próximo 4 de abril.