Un juez de garantías cobijó con detención domiciliaria al general (r) de la Policía, Humberto Guatibonza, por presuntos nexos con una red de interceptaciones ilegales que operaba a nivel nacional.

El juez tuvo en cuenta la petición elevada por la Fiscalía y la Procuraduría, que solicitaron la imposición de una medida de aseguramiento, sin embargo, consideró que el exoficial no debía ser enviado a prisión, y decidió imponer la detención domiciliaria.

Según el funcionario judicial, el general retirado, Carlos Arenas y Julián Villarraga deben tener la misma medida de aseguramiento que la hacker María Alicia Pinzón, quien no fue enviada a la cárcel.

Para la Fiscalía, el general retirado Humberto Guatibonza habría conseguido varios clientes para una organización criminal, que tenía como fin adelantar chuzadas, a cambio de millonarias sumas de dinero.

El juez del caso, manifestó que Guatibonza no era un cliente de la red de chuzadas, y para el despacho se corroboró la presunta participación del general Guatibonza, de Carlos Arenas y Julián Villarraga.

Por su parte, la defensa del general retirado, el abogado Jorge Otálora aseguró que el nombre del oficial habría sido usado por la red de chuzadas.