Karen Abudinen es la gerente para Colombia de la Asamblea del Banco Interamericano de Desarrollo 2020 (BID), la consejera presidencial para las regiones asumió el cargo por decisión del presidente Iván Duque.

Karen Abudinen

Representante de excepción del rol protagónico de las mujeres en el desarrollo mundial, esta abogada barranquillera es apasionada por la infancia, el desarrollo social, la educación y las regiones.

Karen es una experta en materializar las aspiraciones de la gente. Tanto a nivel local como nacional, ha conseguido demostrar que las personas pueden alcanzar todo lo que se propongan si mezclan la pasión y el conocimiento y los colocan al servicio de las grandes transformaciones.

La Universidad del Norte, la de Georgetown en Washington , el Banco Mundial, el BID,  el Gobierno Distrital, el ICBF y la Consejería Presidencial para las Regiones le han dado herramientas para trabajar con la gente.

Liderar la Asamblea BID 2020 es un encargo muy especial en su carrera: le corresponde hacerlo en uno de los mejores momentos de Barranquilla en su historia, cuando en el mundo entero se habla de una ciudad que en tan solo diez años demostró que tomar la senda del desarrollo era posible.

“No me digan que algo es imposible, esa palabra no está en mi vocabulario”, dice, mientras acompaña cada detalle de la Asamblea, liderando un equipo organizador en donde el 70% de sus integrantes son mujeres.

La consejera cree en la equidad como un principio y ha promovido los derechos de las mujeres, con hechos concretos, en las entidades y organizaciones por donde ha pasado.

Abudinen hace parte de esa generación de colombianas que han ido por el mundo haciendo de su vida una prueba contundente del valor del liderazgo femenino y eso se ve reflejado en una Asamblea que es como la soñó, desde que recibió del presidente Duque, en Guayaquil el año pasado, el encargo de organizarla.

El papel de la mujer

Con presencia de las mujeres a todo nivel, desde la agenda hasta la ejecución, con la mirada y el toque único de las barranquilleras, Abudinen logró la mezcla entre unión, sostenibilidad, inclusión, participación y creatividad.

De hecho hay mujeres de todos los sectores, desde la producción del evento hasta las artesanías, y de diversas zonas de la ciudad, el departamento y el país.

Sin duda, Karen es ejemplo, este mes de marzo y en el Día Internacional de la Mujer, de todo lo que ellas pueden hacer y ya están haciendo por la sociedad y de cómo esta Asamblea BID 2020, será la mejor de la historia, en buena medida por el liderazgo de las mujeres