En la capital del país donde está radicada durante el periodo de grabación de la segunda temporada de la serie “La ingobernable”, la mexicana Kate del Castillo trata de llevar una vida normal pero muy discreta y lejos de los medios a los que evita.

Sin embargo, la captamos en un restaurante del centro de Bogotá, junto a sus asistentes y algunos compañeros de grabación que la rodean y la custodian.

En el lugar coincidió con la candidata presidencial Piedad Córdoba, a quien saludó de manera cordial y calurosa.

Fuertemente escoltada y de manera sigilosa, Kate del Castillo se dirigió a una iglesia, sede del rodaje que se mantiene en secreto pero que nuestro lente descubrió.

Le podría interesar: En Venezuela despiden al maestro de música clásica José Antonio Abreu

Y si bien la actriz interpreta a la primera dama mexicana Emilia Urquiza, así se le trata, pocos tienen el privilegio de verla.

Solo su entrenador, Alex FitBox, quien la ejercita entre las 4:30 y 5:30 de la mañana, y su padre, el también actor Eric del Castillo, quien  la visitó por cuatro días.