La información surge luego de que se conociera que China envió una delegación de médicos a Pyongyang, la capital norcoreana.

Un informe del semanario Shukan Gendai en Japón afirma que el dictador de Corea del Norte está en “estado vegetativo” después de haber sido operado del corazón a comienzos del mes. El medio citó a un médico chino enviado como parte del equipo para tratar a Kim Jong-un después de que un supuesto procedimiento cardíaco tuvo serias consecuencias y lo dejó en grave estado.

La fuente citada por el medio japonés, y también difundida por el británico Daily Mail, afirma que Kim Jong-un “estaba de visita en el campo cuando se agarró el pecho y cayó al suelo”.

Informó, además, que un médico que estaba con él en ese momento le hizo la reanimación cardiopulmonar y lo acompañó al hospital.

En medio de una ola de rumores sobre el estado de su salud, y de acuerdo con varias fuentes vinculadas a la situación que fueron citadas por la agencia Reuters, el gobierno de China envió un equipo especial a Corea del Norte, incluyendo expertos médicos. Una delegación dirigida por un funcionario de alto rango del Partido Comunista de China partió el jueves desde Beijing hacia Corea del Norte, informaron dos fuentes.

La delegación pertenece al Departamento de Contactos Internacionales, el principal órgano encargado de las relaciones con Corea del Norte, e incluye a personal médico.