El presidente de la Cámara de Representantes, Carlos Alberto Cuenca, anunció que a partir del 13 de octubre la corporación no pagará más la factura de los celulares que se asignan a los representantes. Esta decisión tiene como objetivo reducir los gastos de la entidad y contribuir a las políticas de austeridad en el Estado.

¿Saben cuánto paga la Cámara cada mes por los celulares de los representantes? ¡Veintiséis millones ochocientos mil pesos! ¡Cada mes! Eso les pagan a los 170 representantes, un poco más de trescientos millones al año, trescientos millones en telefonía celular, en un país que tiene un salario mínimo de $ 828.000. El presidente de la Cámara, Carlos Cuenca, le pidió al presidente Iván Duque que asuma esta misma directriz en las entidades del Estado para lograr reducir gastos innecesarios.

Esos recursos se pueden destinar a programas sociales que tanto hacen falta.