La campaña presidencial del Pacto Histórico de Gustavo Petro y Francia Márquez acaba de tomar medidas para que nadie a su nombre pida o reciba recursos para su financiación.  

Petro dijo que la medida fue tomada porque, según él, hay intención de la mafia de filtrar su campaña. Así lo asegura en su cuenta de Twitter: 

«Tenemos información de un plan confeccionado desde las cárceles para infiltrar mi campaña con dineros del narcotráfico. Máxima atención a todos los comités municipales, solo se recaudará dinero en la gerencia nacional y por préstamos del sistema financiero». 

Alfonso Prada, jefe de debate de Gustavo Petro, advierte que la campaña será financiada únicamente con recursos obtenidos de créditos bancarios y precisó que esos créditos serán pagados con la reposición del Estado sobre gastos de publicidad en la campaña.