22/09/2017

La juez 40 de control de garantías de Bogotá cobijó con medida de aseguramiento al exmagistrado y expresidente de la Corte Suprema de Justicia, Francisco Javier Ricaurte, investigado por un escándalo de corrupción. El investigado estará recluido en la cárcel La Picota, en el patio de servidores públicos.

La funcionaria de la Rama Judicial determinó que existen elementos suficientes para inferir la posible comisión de delitos por parte de Ricaurte.

Afirmó que lamentablemente «la justicia está herida» y que se está frente a una grave crisis institucional.

«En efecto, todos estos tipos de conductas están afectando el estado social de derecho, hacen que se pierda la credibilidad en la justicia, que esta toga que se porta hoy, se porta con tristeza. Vemos como en la cumbre la Rama Judicial, siendo uno base, se están exponiendo posibles actos de corrupción. Es triste que la justicia al parecer se vende al mejor postor», afirmó.

Agregó que «la justicia no se debe vender, no se debe ofrecer, no se debe exponer siquiera. Son graves las conductas que se han enrostrado. Es grave que se venda la justicia por 2.000 mil millones de pesos».

Finalmente, cuestionó que a la diligencia no haya acudido un delegado de la Procuraduría.

Publicidad

Paola Santofimio – CM&