Con un precio moderado y con nuevas funciones, la compañía de productos electrónica Monoprice le apuesta a la impresión en 3D con dos dispositivos novedosos.

Se trata de la Monoprice Mini Delta 3D y la Monoprice Select Mini 3D, dos impresoras de tercera dimensión que se diferencian por su área de impresión.

Ambos gadgets pueden regular su temperatura y usar filamentos especiales para imprimir en una alta variedad de materiales, más allá del plástico y del nylon, lo hace con madera, hierro, aluminio y cobre. Y aunque demora algunas horas, lo hace a una resolución alta.

Ambas impresoras están orientadas al público doméstico, son compatibles con Mac y Windows, y el precio no supera los 200 dólares.