La corrupción que le provocó náuseas al fiscal general, también involucró a lo más granado de la política de Barranquilla. Más allá de la parlamentaria capturada, Aida Merlano, se encuentra la presunta responsabilidad de dirigentes en esa ciudad, de los partidos Conservador y Cambio Radical.

Las investigaciones por corrupción electoral reveladas por el fiscal general llamaron la atención de los medios más por los nombres de las personas directamente implicadas en supuesta compra de votos, que por los partidos que avalaron a quienes habrían incurrido en prácticas corruptos.

Pero lo cierto es que varias de las colectividades políticas más tradicionales y conocidas, resultan salpicadas gravemente. En el caso de Barranquilla, los nombres mencionados por Martínez Neira fueron avalados por dos partidos: el Conservador y Cambio Radical cuyos representantes, en la capital del Atlántico, se aliaron como fórmula para ganar las elecciones de este año. 

Tres de los sospechosos de estar involucrados en el delito de corrupción al elector, o sea, el senador Fabián Castillo, la excandidata a la Cámara Lilibeth Llinás y el alcalde de Ciénaga Edgardo Pérez que fueron nombrados en la rueda de prensa del fiscal Martínez, pertenecen a Cambio Radical y, además, tienen fuertes conexiones sociales y políticas con el  clan ‘Char’ compuesto por Fuad Alex y Arturo Char, pertenecientes a la cúpula más cercana a Germán Vargas Lleras y recientemente, a la campaña del candidato ganador de la Presidencia, Iván Duque.

La capturada exsenadora conservadora también de Barranquilla, Aída Merlano cuya operación de compra masiva de votos se hacía desde un centro de operaciones llamado ‘Casa Blanca’, también recibió el apoyo del alcalde de esa ciudad, Alex Char, a pesar de que este apoyaba a los candidatos de Cambio Radical. Char centraba, al parecer su ayuda económica y política en Lilibeth Llinás, de Cambio Radical, extraña fórmula de Aída Merlano que corría por el Senado.  

“Posible doble militancia en la que incurrieron Aida Merlano y Lilibeth Llinás, que siendo de distintos partidos actuaron de forma conjunta”, indicó el fiscal.

Publicidad

El conocido constructor del partido Conservador Julio Gerlein, hermano del hasta hace poco senador Roberto Gerlein, también fue punta de lanza económica de Merlano. Y, por eso, la Fiscalía lo llamó en calidad de presunto financiador de esa empresa electoral.

Otros políticos conservadores aliados con Cambio Radical en el Atlántico a través de los Char y que están en la mira de la Fiscalía por el escándalo de la compra de votos son los diputados Jorge Rangel, Margarita Balem, viuda de Gerlein. Y los concejales y exconcejales Juan Carlos Zamora, Aissar Castro Bravo, su padre Aissar Castro Reyes y Vicente Támara.

Gracias a la alianza de los clanes Gerlein y Char, Cambio Radical y los Conservadores triunfaron en la costa, en las pasadas elecciones.

Gracias por elegir la independencia.

Recuerde que puede ver Noticias UNO los sábados, domingos y festivos a las 8:00 p.m. por el Canal 1programa ganador de nueve premios India Catalina.

El noticiero es dirigido por Cecilia Orozco y presentado por Mábel LaraGermán Arango y Cristina Hurtado.

Lea aquí más informes de Noticias UNO