Concluyeron las reuniones de alto nivel entre el secretario de Estado Mike Pompeo y el funcionario norcoreano, Kim Yong Chol, en Nueva York. Pompeo aseguró que las negociaciones van en la dirección correcta. 

Tras las reuniones sostenidas entre Mike Pompeo, el secretario de Estado estadounidense y el alto funcionario de Corea del Norte, Kim Yong Chol, Pompeo aseguró que en 72 horas hubo un gran progreso para fijar las condiciones que permitan celebrar la histórica cumbre entre las dos naciones.

Dijo que la relación entre los dos países pasa por un momento crucial y que sería trágico perder la oportunidad de concretar la cita entre Donald Trump y Kim Yong-un; de hecho recalcó que el militar y la mano derecha de Un, se dirige a Washington para entregarle al presidente de Estados Unidos una carta personal enviada por el líder norcoreano.

Según Pompeo, la celebración de la cumbre depende de que se creen condiciones que permitan a los mandatarios lograr progresos concretos en la cita, que de definirse sería el 12 de junio en Singapur.