La extraña muerte de Mariana, la colombiana que recibió un disparo en Santiago de Chileinternacional

La extraña muerte de Mariana, la colombiana que recibió un disparo en Santiago de Chile

Redacción Digital - 22 de octubre del 2019 4:36 pm

Se llamaba Mariana Díaz Ricaurte. Vivía en Santiago de Chile desde hace tres años y, paradójicamente, se había comunicado con su madre horas antes de su muerte para confirmar que, por la situación en el país austral, regresaría a Colombia en el mes de noviembre. Así se lo contó Ana Diela Ricaurte, madre de mariana, a la emisora La Fm.

La colombiana de 35 años era de Tuluá, del barrio Bosques de Maracaibo, lugar donde vive la mayor parte de su familia y desde donde salió a buscar un mejor futuro.

Una trágica llamada les dio este lunes la noticia a la familia Díaz Ricaurte. Quien había sido expareja de Mariana, les comunicó desde Santiago que la mujer había recibido una bala perdida durante los disturbios en la capital chilena, y que ella habría ido a bordo de un bus. «La expareja de ella llamó a mi mamá a decirle que durante una manifestación una bala perdida le ocasionó la muerte. Es lo único que sabemos, no nos ha llamado el Gobierno ni el Consulado, solo sabemos lo que se dice en las noticias», le dijo el hermano de la víctima al diario El País de Cali.

Pero esa versión resulta contraria a la que se conoció a través de medios chilenos como Tele13. Aunque no se han determinado de manera definitiva las causas de la muerte, se confirmó que la mujer murió por un impacto de bala en su rostro. En el reporte que se le atribuye a Carabineros, y que se basa en testigos, se dice que la mujer se encontraba en el balcón de su residencia, en la comuna Lo Padro, nororiente de Santiago y que salió a fumar cuando recibió la herida de bala, y que posteriormente fue hallada en vía pública.

Lo siguiente que se reporta desde Santiago es que Mariana fue conducida a un hospital cercano pero ya era demasiado tarde. 

La familia ha expresado su confusión por las versiones encontradas sobre la muerte de Mariana. Esta falta de respuestas se suma al dolor de sus dos hijos de 14 y 15 años, que vivieron con ella y su expareja hasta hace pocas semanas en Chile, y quienes tuvieron que regresar a Colombia porque la situación se había tornado muy difícil.

Otro drama para la familia Díaz Ricaurte es que el trámite de repatriación del cuerpo ronda los 30 millones de pesos, por lo que esperan el apoyo de la Cancillería para poder conseguirlo.

Uno de sus hermanos, Jhon Adrián, le contó a Blu Radio que Mariana tomó la decisión de irse de Colombia luego de que delincuentes la amenazaron por no pagar la ‘vacuna’ que le exigían por un puesto de arepas en Buenaventura.