Cuatro hombres que fueron abusados sexualmente en repetidas ocasiones durante 2003 y 2009 por un maestro de catecismo llegaron a un acuerdo con la Diócesis de Brooklyn de 27,5 millones de dólares, es decir que a cada uno le corresponden casi 6,9 millones de dólares.

Las víctimas, que ahora tienen entre 19 y 21 años, fueron abusadas cuando tenían entre 8 y 12 años por Angelo Serrano, cuando ejercía como maestro y voluntario de educación religiosa en una iglesia de Brooklyn en Nueva York.

Serrano, quien tiene 67 años, fue arrestado en 2009, se declaró culpable en 2011 y cumple una condena de 15 años.

El monto supone la más alta compensación individual jamás otorgada por la iglesia y da por concluida una demanda de las cuatro víctimas.