En respuesta a las fuertes acusaciones del senador Jorge Enrique Robledo, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla comenzó a defenderse de manera vehemente, después continuó con explicaciones técnicas y terminó con una sentida declaración donde manifestó que nunca en la vida se había sentido tan irrespetado.

«Aquí estoy con cuero grueso, aguantando no solamente el discurso del senador Robledo sino dos semanas de andanada o tres semanas de andanada cargada de injuria, calumnia, mentira, medias verdades y falsedades absurdas, y eso es lo que voy a demostrar aquí, porque la calumnia, la mentira, también es corrupción», indicó el ministro.

También sostuvo, «yo no diseñé ninguna reforma constitucional para beneficiarme tres años después, yo no tramité ninguna ley para beneficiarme dos años después, yo no estaba en el exterior manipulando a quien sabe que títeres en calidad de titiritero para que me aprobaran leyes, para que evitaran decretos y para luego yo venir a beneficiarme feliz de la vida».

«Eso es falso, eso es una injuria, una calumnia. Es el día que más desagrado he sentido en el Senado, son las dos o tres semanas más desagradables que he sentido con el senador Robledo (…) «, insistió Carrasquilla.