La Justicia Especial de Paz no es una fiesta de impunidad, dijo el comisionado de la ONU para derechos humanos en Colombia. Según Todd Howland, cada uno de los incorporados tiene qué decir la verdad, reconocer sus actos y trabajar por las víctimas y así se los debe pedir la secretaría de la JEP.