Los niños de la era digital están más expuestos a padecer a largo plazo miopía que es una anomalía del ojo que produce visión borrosa y una incapacidad para ver objetos lejanos.

El uso de dispositivos como celulares, tabletas, computadores acelera los daños en el sistema ocular.

Los pequeños tienen este riesgo por el uso de manera temprana y porque los acercan mucho a los ojos, como también los manipulan con poca luz o debajo de las cobijas. Esa llamada luz azul provoca que se dilaten las pupilas y se deriven en problemas degenerativos en los ojos.

Según un estudio del Brien Holden Vision Institute, hay en el mundo más de 2.000 millones de miopes y si no se toman las medidas adecuadas se podría estar hablando de una epidemia porque se prevé que en 2050 más de la mitad de la población tendrá miopía.

Publicidad

Los especialistas recomiendan incrementar la cultura de la salud visual y hacen un llamado para que los padres tengan mayor control sobre los dispositivos que usan sus hijos para ayudar a cuidar sus ojos.