En seis meses Bogotá podría quedarse sin servicio de SITP.

Así lo reveló el vocero de los operadores del sistema, Víctor Raúl Martínez quién aseguró que las deudas de los empresarios llegan a los ocho billones de pesos y que actualmente están prestando el servicio al fiado.

Martínez aseguró que la mitad de los pasajeros que transporta el SITP son colados, que las rutas tienen problemas de diseño y que el SITP provisional, que entró a operar en las zonas de las liquidadas Ecobús y Egobús, son solo una competencia desleal para ellos.

Los operadores también aseguran que el Distrito ha incumplido con los contratos.

La crisis del SITP no vendría sola y terminaría afectando al servicio de Transmilenio en las troncales.

Aunque la crisis del SITP se ha anunciado años atrás, es la primera vez que los operadores hacen un pronunciamiento público en ese sentido. Esperan encontrar junto a la Administración Distrital  fórmulas para evitar la muerte del sistema, que hoy están advirtiendo.

Noticias UNO