En Washington, el organismo felicitó al Gobierno y al pueblo colombiano por la operación "Jaque," que rescató a la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, tres estadounidenses y 11 rehenes más.

El embajador de Colombia ante la OEA, Camilo Ospina, agradeció el apoyo de los 34 países miembro y afirmó que Colombia está dispuesta a negociar con todos los que abandonen las armas.

Según el documento la  OEA "declara que el secuestro es un crimen atroz y urge a las FARC e insta a todos los grupos al margen de la ley en Colombia a la liberación inmediata y sin condiciones, sanos y salvos, de todas las personas que mantienen secuestradas," , también pide a las FARC  "renunciar a la violencia y a establecer un diálogo con las autoridades colombianas,"

El documento respalda además, los esfuerzos del Gobierno colombiano para "el logro definitivo de la paz y la seguridad"  al completar más de cuatro décadas de conflicto armado.